Descubre algunos trucos para conservar a la clientela

Un buen servicio y atención a la clientela es un factor tan importante para un negocio, como la calidad y el precio de los productos que se ofrecen.

Siempre es importante recordar que, sin clientes, no hay ventas ni negocio, por lo que es necesario emplear prácticas que logren mantenerlos felices. Checa lo que te comentamos, a continuación.

Malas prácticas que favorecen la pérdida de la clientela

Política de precios: a la hora de ejecutar una política de precios en tu negocio, te sugerimos no tener en cuenta sólo los precios que te dan tus proveedores. Considera también el mercado, los canales de distribución y los precios de la competencia.

Precios de temporada: probablemente habrá algún producto que, en cierta temporada, su precio se dispare, y como consecuencia, la ganancia que normalmente recibes, disminuirá. En este punto te recomendamos que valores las circunstancias para mantener un precio competitivo que le convenga a tus clientes y también a tu negocio.

Lee también: Descubre cómo tratar a tus empleados conflictivos

Atención al público: por muy buenos productos y precios que ofrezcas, si la atención al público es pésima, ten por seguro que los clientes no regresarán a menos que sea una gran necesidad comprar en tu tienda. Caso contrario, si el producto que vendes es de baja calidad o tu precio no es tan competitivo pero este va acompañado de una atención personalizada, cálida y apropiada, seguramente la venta se cerrará y obtendrás un nuevo cliente.

Pequeños detalles y presentación de tu tienda: es esencial la imagen que ofrece tu negocio. De la vista nace el amor, así que es importante cuidar hasta el más mínimo detalle, ya que los clientes se fijan en todo. Te recomendamos siempre tener la mercancía de manera organizada por categorías, limpia y con espacios entre sí para generar un ambiente de orden.

Buena iluminación y aprovechamiento del espacio: los clientes deben ver perfectamente toda la mercancía, así como tener la posibilidad de desplazarse con facilidad por todo el local.

Limpieza: asegúrate de que el inmobiliario, los pisos, la banqueta y el establecimiento en general estén siempre limpios para no generar malos olores y un mal aspecto.

Conoce a tu competencia a la perfección: tienes que conocer las políticas de precios, estrategias de venta (promociones, descuentos, incentivos, etc.), ubicación y cartera de proveedores que llevan tus competidores; esto con la finalidad de poder diferenciarte de ellos.

Domina las características de los productos que vendes: para poder vender cada producto relacionado a las necesidades de tus clientes, debes conocerlos bien (cualidades, ventajas, desventajas, presentaciones y precios). Por supuesto, también es básico escuchar a tu cliente para saber qué es lo que quiere.

 

Y tú, ¿a cuántos clientes harás felices esta semana?

 

¿Qué te pareció esta nota? Déjanos tu comentario y recuerda unirte a nuestro grupo de la RED Abarrotero en Facebook, para ser parte de la comunidad más grande de tenderos. Síguenos también en nuestras redes sociales: FacebookTwitter e Instagram para que te mantengas al tanto de las últimas novedades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *