¡Sin celular al conducir!

Atender el celular mientras conduces es más peligroso de lo que parece, incluso es cuatro veces peor que hacerlo en estado alcohólico.

 

 

Cualquier mensaje o llamada siempre puede esperar, por lo que, a continuación, te presentamos algunos datos importantes que debes de conocer sobre este tema.

 

  • Utilizar el celular para hablar y enviar mensajes de texto mientras un individuo conduce, puede reducir su atención en un 40%.
  • De acuerdo con mediciones realizadas por el Hospital General del Xoco, una persona que escribe un mensaje mientras maneja aparta la vista del camino durante 5 segundos, tiempo suficiente para provocar un accidente mortal. Esto significa que si conduce a 100 kilómetros por hora, entonces recorre 140 metros estando totalmente distraído.
  • La falta de atención causada por el uso del celular, produce una pérdida de asociación similar a los efectos derivados de la ingesta de alcohol.
  • De acuerdo con la comisión de Movilidad, Transporte y Vialidad de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), tan sólo en el 2012 se registraron más de 13 mil accidentes viales, de los cuales 651 fueron por utilizar el celular al conducir.
  • De acuerdo con la Cruz Roja Mexicana, en 4 de cada 10 accidentes los afectados estaban usando su celular en el momento del incidente. Atender una llamada, mandar o leer un mensaje, e incluso jugar, fueron los principales usos.

 

Consecuencias de utilizar el celular al conducir

  • El 75% de los conductores que utilizan el celular no se percatan de la presencia de peatones, ciclistas y obstáculos en la vía pública.
  • Se reduce la capacidad de mantener una posición correcta en el carril.
  • La reacción de frenado disminuye un 10%, además, es más lenta en relación con frenadas más intensas y distancias cortas.
  • Disminuye la capacidad para mantener la velocidad adecuada en un 12%.
  • Aumenta el tiempo de reacción ante las señales de tráfico e incluso no se perciben.
  • El campo de visión se reduce, es decir, el conductor suele mirar más hacia delante que a la periferia y no hace uso de los espejos.
  • Reducción de la distancia de seguridad con otros automóviles.
  • Se pierde la percepción de lo que ocurre a su alrededor.
  • La actividad cerebral asociada con la acción de conducir se reduce en un 37%.

 

Lee también: Aplicaciones para hacer más fácil la vida del conductor.

 

¿Qué opinión tienes sobre este tema? Déjanos tu comentario y recuerda unirte a nuestro grupo de la RED Abarrotero en Facebook, para ser parte de la comunidad más grande de tenderos. Síguenos también en nuestras redes sociales: Facebook e Instagram para que te mantengas al tanto de las últimas novedades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *