Productos de impulso: un dulce antojo

El mostrador y sus alrededores, además de ser la carta de presentación de una tienda, son las áreas más visibles en un negocio. Aprende a explorar esta zona y aumenta tu venta diaria con los productos de impulso.

 

Imagen: Royston

 

A la zona en donde se ubica el mostrador, y a los anaqueles cerca de éste, se les conoce como punto caliente. En esta área se concentra la vista de los clientes por más tiempo, y es aquí donde se recomienda colocar productos que puedan provocar el antojo del consumidor, dejando como resultado, que se genere la famosa compra por impulso.

Los productos estrella de esta zona suelen ser: paletas de dulce, chocolates, tamarindos, bombones, paquetes individuales de galletas, gomitas, cacahuates y artículos de confitería en general.

 

Compra por impulso

Uno de cada cinco consumidores que llegan a una tienda, suelen comprar un producto de confitería por impulso o antojo, aún cuando no estaba dentro de sus planes hacerlo.

 

A tomar en cuenta

  • Te sugerimos ofrecer un amplio surtido que cubra los posibles gustos y antojos de cada tipo de cliente.
  • Para ubicar los exhibidores, toma en cuenta que los puntos visuales de jóvenes y adultos  son muy diferentes al de los niños. Los pequeños no alcanzan a ver la superficie del mostrador, y es por ese motivo que las galletas, chocolates y dulces infantiles deberán estar ubicados en la parte baja del mostrador, no más de ochenta centímetros a partir del suelo.

 

Exhibición

  • Cuida cada detalle: sobre el mostrador, todo debe lucir limpio y bien surtido. Sustituye exhibidores rotos y material publicitario deteriorado que le pueda restar impacto a los productos que ahí se ubican.
  • Cuantos más productos de impulso o antojo ubiques sobre el mostrador, mayor será la rentabilidad de esta zona. Explota al máximo el contacto directo en este punto con el cliente, ofrece productos atractivos y evita usar esta zona como simple almacenamiento.
  • Cada uno de los exhibidores que proporcionan los proveedores están diseñados para motivar la compra del producto. Colocar mercancía que no corresponde con la marca del exhibidor crea confusión en los clientes, así que, mantén un orden que facilite y favorezca la identificación y activación de antojo en los consumidores.
  • Está comprobado que, un buen uso de los exhibidores, impacta y motiva a la compra. Dicho impacto depende de dos factores: una buena ubicación y ofrecer un amplio surtido de mercancía que garantice la satisfacción de todos los tipos de clientes.
  • Elige exhibidores que comuniquen claramente las bondades de cada producto y faciliten la interacción cliente-producto.

 

Lee también: Clientes que no vale la pena tener en tu tienda.

 

¿Qué opinión tienes sobre este tema? Déjanos tu comentario y recuerda unirte a nuestro grupo de la RED Abarrotero en Facebook, para ser parte de la comunidad más grande de tenderos. Síguenos también en nuestras redes sociales: FacebookInstagram  y LinkedIn para que te mantengas al tanto de las últimas novedades abarroteras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *