“¡No quiero hacerlo!”

¿Te ha pasado que tienes varios pendientes que hacer pero sencillamente no logras sacar las ganas para desempeñarlos? Pues te podemos asegurar que no eres el único al que le pasa.

 

Si cada uno pudiera desempeñarse en las labores que nos gustan, la vida probablemente sería más fácil, divertida y relajada, pero lamentablemente, siempre habrá cosas que no nos gusta hacer, que simplemente debemos hacer, sea cual sea la razón.

Es por este motivo que hemos decidido ayudarte a desempeñar esas tareas que tanto odias realizar, con unos tips que puedes aplicar para que las acabes de forma rápida y eficiente. Chécalos, a continuación.

 

1. Céntrate en el objetivo

Expertos en el tema recomiendan que es importante evitar las distracciones y enfocarse en los beneficios que se van a obtener al realizar la tarea establecida, de esta manera se puede realizar con un poco más de disposición.

Por ejemplo, si la tarea a realizar es la de preparar la comida para el día siguiente cuando llegues del trabajo, no te distraigas con ninguna otra cosa y ve directo a hacerlo. Puedes poner música de fondo para mejorar y relajar el ambiente.

 

2. Evita las distracciones

Las distracciones son el peor aliado para desempeñar cualquier tarea y son la causa principal de la procastinación de hoy en día, es por esta razón que debes evitarlas, y más si se trata de cosas que no quieres hacer.

Por ejemplo, si tienes que escribir un informe aburridísimo pero necesario en el trabajo y estás rodeado de algunas distracciones como el celular, lo mejor es que lo alejes de ti. Ponlo en silencio (para que ni vibre), guárdalo en tu bolso o en un cajón por un rato, comienza tu tarea y no te pares sin haberla terminado.

 

3. Piensa que pronto acabarás

Una de las mejores motivaciones para esos casos en los que de plano no quieres realizar una determinada labor, es mentalizarte en que, mientras más rápido la termines, será mucho mejor y ya no tendrás que preocuparte más por eso. Así que calcula el tiempo estimado que te tomará y repite una y otra vez: “pronto acabaré”.

Por ejemplo, si tienes que eliminar un montón de correos electrónicos basura de tu cuenta para que ésta no se llene, calcula tu tiempo, establece la ambientación necesaria y ¡manos a la obra!

 

4. Evalúa los aspectos positivos y negativos

Otra buena forma de automotivación para realizar una tarea, es la de considerar los aspectos positivos que te traerá realizarla y los aspectos negativos que ocasionará que no la hagas. Ya verás que conseguirás razones de peso.

Por ejemplo, si la tarea es limpiar la casa, piensa que ésta se verá reluciente y te dará tranquilidad verla así, en vez de llena de polvo y suciedad.

 

Ya sabes, no lo pienses más y ¡a trabajar!

 

¿Qué te pareció esta nota? Déjanos tu comentario y recuerda unirte a nuestro grupo de la RED Abarrotero en Facebook y en nuestra base de datos, para ser parte de la comunidad más grande de tenderos.

¡Síguenos también en nuestras redes sociales! 

  • Facebook
  • Twitter
  • Gmail
  • Facebook
  • Twitter
  • Gmail

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *