¿Inventario? No sé ni qué tengo en mi tienda

Hacer un inventario de tu tienda puede ofrecerte algunas ventajas, como tener un mejor control en cuanto a los productos que vendes y verificar las pérdidas de los mismos.

 

  • Facebook
  • Twitter
  • Gmail

 

Imagen: Vanguardia

 

La realización del inventario suele ser una tarea tediosa y laboriosa, que por falta de tiempo o disposición, normalmente no se realiza, así que te vamos a contar cómo, poco a poco, puedes ir mejorando este proceso.

 

¿Sabes qué es un inventario?

Un inventario es una relación detallada y ordenada que valora los bienes de tu negocio, es decir, la contabilización de todos los productos que tienes disponibles para vender.

Ahora que sabes lo que es un inventario, debes proponerte hacer un control de inventario por periodos, ya sea semanal, mensual o trimestralmente, lo que consideres que es lo más conveniente.

 

Lee también: ¿Le ganas o le pierdes? Aprende a calcular tus precios

 

Como primer paso

  • Clasifica los productos por categorías (Lácteos, Papelería, Comestibles, etc.) o por precios.
  • Contabiliza en una lista la mercancía guardada y la que está exhibida.
  • Verifica tus productos por fecha de caducidad. Esto te dará el poder de saber cuándo debes mover aquellos que están a punto de caducar.
  • Comprueba físicamente que tengas la mercancía.

Una vez que tengas el registro de los productos, te recomendamos que lo captures en una hoja de cálculo por áreas o tipo, según las características de cada uno de ellos.

Si tienes identificada la mercancía que más se está vendiendo, puedes llevar un inventario semanal de la misma para que sepas cuánto se vende. Con este proceso te será más fácil darte cuenta si te falta algo.

Al llevar un registro de tu inventario, puedes identificar qué productos te faltan, cuáles debes mover o cuándo hacer una compra nueva. Te recomendamos que lo empieces a hacer poco a poco para que veas las mejoras y facilidades que ofrece un inventario de productos.

Como dato adicional, te aconsejamos llenar los muebles en los que tienes los productos, para que cuando entre un cliente, lo encuentre y así no tengas que sacarlo de la bodega, algo que evitará que empieces a revolverlo todo.

 

Y tú, ¿cómo llevas tu inventario? ¿Aplicas alguna de estas recomendaciones?

 

¿Qué te pareció esta nota? Déjanos tu comentario y recuerda unirte a nuestro grupo de la RED Abarrotero en Facebook, para ser parte de la comunidad más grande de tenderos. Síguenos también en nuestras redes sociales: FacebookTwitter e Instagram para que te mantengas al tanto de las últimas novedades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *