Home Office: así puedes lograrlo

La contingencia sanitaria ha llevado a muchos a tener que realizar home office para seguir manteniendo sus ingresos o generar nuevos.

 

 

Hay muchos tipos de trabajos que pueden adaptarse a una oficina en casa sin muchas complicaciones, de hecho, hasta las tiendas pueden hacerlo, aunque probablemente no al 100%.

 

Puedes dividir tu trabajo entre la tienda y el hogar

Si te organizas de la forma correcta, es probable que no tengas que ir todos los días a la tienda, ya que puedes planificar entregas a domicilio y recepción de mercancía con tus proveedores. Obviamente tomando siempre las medidas preventivas adecuadas en contra del COVID-19.

También, desde tu casa puedes hacer todas las tareas de planificación, administración y gestión, y desde la tienda te encargas de despachar los pedidos pendientes y de recibir la mercancía que hayas comprado.

 

Así puedes armar tu home office

1. Busca la mejor iluminación posible

Uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta para armar tu espacio de trabajo, es el de la iluminación, por lo que te recomendamos que ubiques cuáles son las zonas mejor iluminadas de tu casa, principalmente con la luz del sol.

 

2. Lejos de todo y de todos

Se recomienda que el lugar en donde vayas a ubicar tu pequeña oficina improvisada, sea uno solo para ti, y por donde el resto de las personas que viven contigo no tengan la necesidad de pasar.

 

3. Tienes que salir de tu habitación

No es bueno establecer tu lugar de trabajo dentro de tu habitación, ya que esta suele ser reconocida por tu cuerpo como el lugar en donde duermes y descansas, por lo que es probable que tus niveles de productividad no logren estar a tope.

 

4. La decoración y el ambiente son importantes

Los muebles cómodos, las plantas y los colores claros son muy buenos para brindar armonía y ayudarnos a concentrarnos en el trabajo que estamos realizando. No significa que debas redecorar por completo, sino agregar ciertos detalles que pueden hacer tu espacio mucho más ameno.

 

5. ¡A trabajar!

Finalmente, al momento de ponerte a trabajar, lo mejor que puedes hacer es hablar previamente con las personas que viven contigo, para que no te interrumpan a menos que se trate de algo importante. Aleja todas las posibles distracciones de ti, como las redes sociales y el teléfono. Si necesitas tu celular para trabajar, puedes silenciar todas las aplicaciones que podrían distraerte, además de establecer un horario de trabajo que debes cumplir sin dudar.

 

Lo más importante es que la zona que adaptes para tus tareas te permita sentirte cómodo y que puedas trabajar siendo 100% productivo. ¡No hay excusas!

 

Lee también: Mercadotecnia: la estrategia de las marcas.

 

Recuerda unirte la RED Abarrotero, nuestro grupo privado en Facebook, para ser parte de la comunidad más grande de tenderos de todo México. Síguenos también en nuestras redes sociales: FacebookInstagram  y LinkedIn para que te mantengas al tanto de las últimas novedades abarroteras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *