El fracaso también es una oportunidad de crecimiento

Si nos detenemos un poco y analizamos a los emprendedores más exitosos a lo largo de la historia, podemos atrevernos a decir, que el fracaso ha sido parte del éxito de estas personas.

 

 

Muchos de ellos pasaron por diversas situaciones que los llevaron a lo que son hoy, ya sea una crisis económica, emocional, familiar y hasta la pérdida de un ser querido, todo esto los motivó a buscar salir adelante con tanto ímpetu que lograron triunfar con sus proyectos.

La reacción ante una crisis es una oportunidad para reconocer problemas, hacer uso de tus fortalezas y crear estrategias para superarla o, en su defecto, tomar decisiones drásticas sobre el rumbo de tu negocio.

El fracaso forma a los emprendedores y la presencia de este aspecto no significa que seas un mal emprendedor, sino que muchas veces es una gran lección que en el futuro te servirá para no cometer los mismos errores.

 

El lado amable de sufrir un fracaso

Hay varias cosas positivas que podemos obtener al sufrir un fracaso. La primera es la de aprender de los errores, pero sobre todo, ganar experiencia. Poco a poco los problemas que hoy ves difíciles de solucionar, mañana lo verás como una anécdota, obteniendo así la experiencia para manejar situaciones extraordinarias.

Lo segundo es que puedes dar inicio a algo nuevo, ya que vivir un fracaso no es el fin del mundo, al contrario, es una oportunidad para construir, de nueva cuenta, un camino con bases más sólidas y con menos probabilidades de repetir antiguos errores.

Ten en cuenta que emprender y apostar por un negocio nuevo trae consigo riesgos, como toda inversión, además de obstáculos, los cuales hay que ir resolviendo y dándoles una pronta solución. Aprender de tus errores es parte esencial de la vida, en todos los aspectos, incluyendo el área laboral.

Si estás en medio de un fracaso, debes saber que puedes seguirte hundiendo si haces lo mismo que no te ha funcionado, o puedes decidirte de una vez a dar lo mejor de ti y salir adelante. Toma la decisión correcta y pruébate a ti mismo que sí puedes lograr lo que te propones, aunque en esta ocasión tu idea no haya funcionado.

 

Los fracasos son necesarios para crecer y ser más fuertes.

Lee también: Publicidad de boca en boca para el éxito de tu negocio.

 

¿Has tenido algún fracaso? Platícanos y recuerda unirte a nuestro grupo de la RED Abarrotero en Facebook, para ser parte de la comunidad más grande de tenderos. Síguenos también en nuestras redes sociales: FacebookTwitter e Instagram para que te mantengas al tanto de las últimas novedades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *