Evita las compras compulsivas

Nuestras visitas al mercado o a la tienda suelen verse invadidas por promociones y estrategias de los negocios para que compremos cosas innecesarias.

 

Las compras compulsivas ocurren más de lo que pensamos y muchas veces se debe a la estrategia de las tiendas y supermercados, la cual consiste en hacer que compremos productos que normalmente no son de primera necesidad. Checa los siguientes consejos para evitar estos gastos innecesarios, que son un golpe directo a tu bolsillo.

 

Haz una lista

Coloca en un lugar visible de tu casa una hoja donde puedas ir anotando los productos que te hacen falta y síguela al pie de la letra. Puedes hacer este paso en tu celular o tableta. ¡Evita las compras compulsivas! Si te dan ganas de llevar algo que no habías previsto, analiza bien si puedes comprarlo y si en verdad quieres comprarlo. Recuerda valorar si realmente lo necesitas.

 

Establece tu presupuesto

Saca cuentas de cuánto dinero puedes gastar en tu compra, anótalo y repítelo como un mantra cuando vayas a hacerla, de esta forma lo tendrás presente y no llevarás cosas de más.

 

Compara precio y calidad

No se trata de comprar lo más barato todo el tiempo, sino de comprar lo mejor al menor precio posible. La calidad debe ser la característica esencial del producto.

 

Visitas programadas

Procura ir al supermercado una vez por semana, una vez por quincena o una vez al mes. Mientras más veces vayas, mayor será la posibilidad de comprar artículos sólo por impulso.

 

Visita única

Comprar toda la despensa en un sólo lugar, te puede ayudar a ahorrar en tiempo y costos de traslado. Evita visitar más de un lugar para hacer tus compras.

 

Concentración

¡Concéntrate sólo en lo que necesitas! Evita recorrer los pasillos que no tienen los productos señalados en tu lista, esto reduce las probabilidades de que compres más de lo que necesitas. Recuerda que los pasillos y productos están acomodados para incitarte al consumo.

 

Chequeo doble

Una vez que hayas terminado tus compras, y antes de llegar a la caja de pago, dedica unos minutos a revisar lo que llevas en el carrito. Que no te de pena dejar algo que no necesitas o que es más caro de lo previsto.

 

La tarjeta, ¿buena estrategia?

Te recomendamos no utilizar la tarjeta de crédito para este tipo de compras. Ten presente que el plástico no es extensión de tu salario; es un préstamo que compromete tus ingresos en el futuro y algunas veces puede resultarte más caro.

 

Haz cuentas

Lleva contigo una calculadora y ve sumando el precio de los productos que pretendes llevar, eso te permitirá dimensionar a cuánto asciende el monto de lo que vas a comprar antes de llegar a la caja.

 

Reflexiona

Si sientes que excediste tu presupuesto o gastaste de más, revisa tu ticket o nota de compra, compáralo con tu lista inicial y checa realmente qué productos necesitabas, y cuáles fueron los que compraste “por comprar”.

 

¿Qué te pareció esta nota? Déjanos tu comentario y recuerda unirte a nuestro grupo de la RED Abarrotero en Facebook y en nuestra base de datos, para ser parte de la comunidad más grande de tenderos.

¡Síguenos también en nuestras redes sociales! 

  • Facebook
  • Twitter
  • Gmail
  • Facebook
  • Twitter
  • Gmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *