Descubre cómo tratar a tus empleados conflictivos

Conocer el perfil y el carácter de tus empleados es determinante, así que descubre la forma de tratarlos para que evites conflictos y tu negocio marche bien.

 

  • Facebook
  • Twitter
  • Gmail

 

Adelantarse a futuros problemas es parte de un negocio, y en este aspecto siempre existirán factores que no se pueden controlar del todo, como lo es el carácter de los empleados; pero aunque a la hora de contratar se haga un análisis de conciencia al elegir al mejor candidato para cierto puesto, siempre habrá personalidades que chocarán con la tuya, o incluso con las de otros empleados.

Por lo tanto, a continuación te dejamos algunos tipos de empleados conflictivos con los que te puedes encontrar, y la forma en la que debes tratarlos, para evitar estos inconvenientes.

 

Los activos comunicativamente

Este tipo de empleados suelen atacar cuando menos te lo esperas: son sarcásticos, hacen hincapié en el error ajeno, ridiculizan a los que saben menos y hacen bromas pesadas.

La manera de reaccionar ante ellos es demostrando que no te intimidan, hacer como si no lo hubieras escuchado y prepararte para las críticas. Recuerda que las críticas constructivas son bienvenidas, así que realiza preguntas cerradas y mantén la calma ante este tipo de empleados “francotiradores” o “sabelotodos”.

 

Los negativos y quejumbrosos

Estos empleados engloban la negatividad y suelen contaminar el negocio con sus comentarios poco positivos. El primero es tóxico por su negatividad, mientras que el segundo se queja por todo y pocas cosas le parecen buenas.

El consejo es que los animes a participar en la toma de soluciones, sin darles la misma. Felicítalos cuando logren un objetivo en común, demostrando que pueden ocurrir cosas positivas con un simple cambio de actitud.

 

Lee también: Mantenimiento adecuado de tu cortadora de embutidos

 

Los invisibles

Suelen pasar desapercibidos, son pasivos y no dicen nada, e incluso en la víspera de decisiones importantes o errores que están por cometer, callan sin expresar su opinión.

La mejor recomendación es hacerles preguntas para que expongan su punto de vista y se sientan escuchados. Cuando aporten algo valioso, reconócelos, esto los animará a participar más activamente.

 

Los que no se comprometen

Si tienes algún empleado del que sientes que no se compromete con el trabajo, ya sea por miedo, por flojera, por evitar responsabilidades o porque sienten que no se les valora de forma adecuada, debemos decirte que este representa un peligro para tu negocio.

Lo mejor que puedes hacer es reconocer sus esfuerzos, realizarle preguntas para mantenerlo activo y reforzar sus logros para que se sienta parte del negocio y así suban su nivel de compromiso.

 

El “borrego”

Su frase favorita es “sí señor” y nunca tiene una opinión opuesta a la tuya para no discutir, a pesar de que opine diferente a ti. Aunque dice sí a todo, rara vez lo cumple.

El mejor consejo con este tipo de empleado es establecer planes de acción por escrito, fija plazos y realiza un seguimiento intensivo hasta que el empleado piense por sí mismo y cumpla con lo que se espera de él.

 

Ahora ya lo sabes, estos son sólo algunos tipos de empleados con los que te enfrentarás en tu negocio, y siguiendo estos consejos, es probable que te enfrentes a ellos de la mejor forma, para que, tanto ellos como tu negocio, mejoren y prosperen.

 

¿Qué te pareció esta nota? Déjanos tu comentario y recuerda unirte a nuestro grupo de la RED Abarrotero en Facebook, para ser parte de la comunidad más grande de tenderos. Síguenos también en nuestras redes sociales: FacebookTwitter e Instagram para que te mantengas al tanto de las últimas novedades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *