Controla a tus proveedores

Controlar a los proveedores es un proceso necesario para evitar complicaciones, daños y pérdidas en tu inventario.

 

En la mayoría de los negocios, especialmente en los de abarrotes, existen un gran número de proveedores, por lo que, si multiplicamos el número de proveedores, por el número de productos que cada uno de ellos surte, el resultado será una gran cantidad de productos y personas difíciles de controlar.

Sin embargo, y por mucho trabajo que represente, los proveedores deben ser controlados a detalle, pues es en este punto en donde comienzan las mermas e incluso los robos, si no se tiene un control exacto sobre ellos. Es suficiente trabajo supervisar que el resto del proceso de compra-venta del negocio no tenga complicaciones, así que checa esta información.

 

¿Cómo controlar a tus proveedores?

Debes tener un registro claro de quiénes son tus proveedores y qué productos surten. Para lograr este paso, te recomendamos registrar los días en que te visitan cada uno de ellos, sus teléfonos y sus nombres. Ya sea en un calendario, en una hoja de papel o en tu teléfono, es importante llevar un registro claro y detallado.

 

El supervisor

Es importante conocer al supervisor, o al menos saber su teléfono o la dirección en donde lo puedes encontrar, esto como precaución ante cualquier eventualidad.

 

Preventa o venta directa

Con los proveedores que utilizan la preventa es importante preguntar sobre las promociones, condiciones de pago, entrega y los precios exactos de los productos, antes de cerrar tratos.
 Con los de venta directa debes tener cuidado en que el pedido sea exacto y que te entreguen justamente lo que dicen las facturas, ya que es en este proceso es donde existe el mayor número de fugas con los proveedores.

 

Revisa los productos

Con ambos tipos de proveedores debes revisar los productos que entran y salen de la tienda, incluidos los cambios que puedan realizarse. Al momento de hacer el pedido, tienes que avisar al vendedor sobre los productos caducados o en mal estado para que pueda cambiarlos. Las facturas, tickets o recibos deben tener el nombre del vendedor o de quien entrega, la fecha, el precio por caja y/o unitario de los productos, la cantidad y el total.

 

Y ante inconvenientes

Cuando tus proveedores no te entregan en el tiempo acordado, toma nota de la situación que te causa inconformidad y habla con el supervisor de dicho proveedor, para que puedas resolver el problema.

 

¿Qué te pareció esta nota? Déjanos tu comentario y recuerda unirte a nuestro grupo de la RED Abarrotero en Facebook y en nuestra base de datos, para ser parte de la comunidad más grande de tenderos.

¡Síguenos también en nuestras redes sociales!