Lo básico no pasa de moda

Para llevar un buen manejo de tu negocio no sólo hay que innovar y estar a la vanguardia, también es importante seguir operando con un estilo básico, que aunque podrían parecer obsoletas, siguen funcionando.

 

 

Es por esta razón que, a continuación, te dejamos unas tácticas que consideramos que debes tener presentes y considerar ponerlas en práctica.

 

«Pásele, sí hay»

Una tienda próspera y bien organizada es la que, además de ofrecer buenos precios y calidad, tiene un amplio surtido de mercancía. Los clientes la adoptan como su consentida, ya que pueden comprar cualquier producto que necesiten sin tener que buscar en la competencia.

 

Producto – Cliente

Es fundamental que conozcas los nombres de tus clientes, pero lo que es aún más importante, es que tengas presente la relación producto-cliente, es decir, identificar por su nombre al consumidor y qué artículos compra. Esto con el objetivo de sorprenderlos con promociones atractivas de sus productos favoritos.

 

Asesor de clientes

Es momento de dejar atrás la idea de que eres un simple vendedor de abarrotes y pasar a convertirte en el mejor asesor de tus clientes, a la hora que realicen sus compras. Esta práctica impulsará la adecuada rotación de productos, dejándote un buen margen de ganancia.

 

«Abierto, pase usted»

Ser flexible en el horario de servicio es un punto fuerte que te sugerimos mantener. Ofrecer servicio a una hora en la que tu competencia no atiende es vital. Recuerda que ésta es una característica que incrementa considerablemente la fidelidad de los clientes.

 

Servicio a domicilio

Si todavía no ofreces servicio a domicilio, éste es un buen momento para hacerlo. A los clientes les gusta sentir que piensas en facilitarles las cosas, especialmente a los que llevan un ritmo acelerado de vida y les queda poco tiempo para otras actividades.

 

«Llévelo, llévelo…»

Te sugerimos tener en tu inventario productos de buena calidad, de las marcas más solicitadas y de diversos precios, así tienes más alternativas para ofrecer a los distintos perfiles de consumidor. Por último, pero no por eso menos importante: mantén al día los registros de las fechas de vencimiento de todos los productos, no dejes que caduquen. Vender productos vencidos por un descuido, traerá consigo el desprestigio para tu negocio, poniendo en riesgo la fidelidad de tus clientes.

 

Lee también: ¿Atraer nuevos clientes? ¡Cautívalos!

 

Recuerda unirte la RED Abarrotero, nuestro grupo privado en Facebook, para ser parte de la comunidad más grande de tenderos de todo México. Síguenos también en nuestras redes sociales: FacebookInstagram  y LinkedIn para que te mantengas al tanto de las últimas novedades abarroteras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *