Ahorro de energía en tu negocio

El mal uso de algunos servicios básicos son factores que te hacen perder dinero a largo plazo, por lo que el ahorro de energía en tu negocio, es algo que definitivamente te conviene.

 

 

A continuación, te dejamos una lista de las cosas que puedes hacer, para ahorrar energía en tu negocio, de modo que también termines ahorrándote una buena lana.

 

1. Verifica que las instalaciones eléctricas internas y externas de tu local se encuentren en óptimas condiciones

Es importante que los cables por donde circula la energía, no estén calientes al tacto y, si ese es el caso, contacta a un electricista para identificar el punto en donde existe una circulación de corriente eléctrica excesiva. En algunos casos, un falso contacto en las conexiones o un refrigerador viejo pueden ser la causa del sobrecalentamiento de los cables.

 

2. Evita conectar varios aparatos en un mismo enchufe

Esto puede originar cortos circuitos por sobrecargas. Si en tu negocio se utiliza una carga de energía eléctrica considerable, lo mejor es que dividas la instalación por áreas. Te recomendamos utilizar tres medidores de luz que distribuyan el consumo de electricidad y te ayuden a ahorrar en el consumo.

También es bueno que consideres que la caja de fusibles e interruptores eléctricos esté ubicada cerca del área de cobro, ya que, en caso de que haya algún problema, podrás cambiar de inmediato los fusibles o subir el switch sin dejar la caja registradora sola y a los clientes esperando.

 

3. Otro factor a tomar en cuenta: la iluminación

La iluminación se divide en externa e interna, así que empecemos por la primera. Te sugerimos instalar celdas solares que identifican el día o la noche, ya que estas accionan las luces cuando se requiere, además, considera también los sensores de movimiento. Estas dos medidas requieren de una inversión extra, pero el ahorro de energía y monetario es significativo en el mediano y largo plazo.

En cuanto a la iluminación interna, lo aconsejable es colocar dos o más apagadores, esto con la finalidad de utilizar las luces según se requieran, y empleando focos ahorradores de energía. Aunque su precio es mayor, el consumo de energía es de hasta cuatro veces menos y duran 10 veces más que las bombillas normales. Limpia regularmente el polvo de los focos y lámparas, ya que este bloquea la salida de su luz.

 

4. Herramientas de trabajo

Compra o solicita a tus proveedores refrigeradores ahorradores de energía y asegúrate de que los sellos y empaques de las puertas estén en perfecto estado, así evitarás que suba la temperatura del interior. Aprovecha la capacidad de almacenaje para colocar la mayoría de los productos que necesitan refrigeración: cuanto más lleno esté, menos energía gastará.

 

Recomendaciones básicas finales

  • Aún apagados, algunos aparatos como cargadores de celulares y equipos de cómputo, absorben mucha electricidad y pueden llegar a consumir hasta 20 vatios, por lo que, lo ideal es desconectarlos cuando no los estés utilizando.
  • Aprovecha la luz del sol y, en lo posible, mantén abiertas las ventanas, cortinas y persianas de tu establecimiento, pues además de ahorrar electricidad, estarás trabajando con luz que afecta menos a tus ojos. Otra opción para aprovechar la luz del día es pintando las paredes y techos de tu negocio con colores claros que ayuden a que la iluminación se refleje y se distribuya mejor.
  • Si tu instalación eléctrica es de balastros magnéticos convencionales, sustitúyelos por unos electrónicos. Con esto puedes ahorrar hasta un 30% de energía eléctrica.

 

Lee también: Aspectos básicos de los diablitos de carga

 

Y a ti, ¿cuánto te llega de luz actualmente? Déjanos tu comentario y recuerda unirte a nuestro grupo de la RED Abarrotero en Facebook, para ser parte de la comunidad más grande de tenderos. Síguenos también en nuestras redes sociales: Facebook e Instagram para que te mantengas al tanto de las últimas novedades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *