});
  • Hoy es: miércoles, febrero 20, 2019

¿Crisis? ¡Duro contra ella!

Redacción Abarrotero.com
febrero04/ 2019

Una crisis puede manifestarse de diferentes formas, en cualquier ámbito de nuestras vidas, y si eres de las personas que son dueñas de negocios, debes mantenerte muy atento.

 

Los pequeños negocios son sensibles a sufrir crisis constantemente por diversas causas, por ejemplo: perder a un buen proveedor, aumento de precios, competidores nuevos, marcha de buenos clientes, entre otras. Todo esto sin mencionar los factores económicos, sociales y políticos del país en el que esté establecido el negocio, los cuales impactan a cualquier empresa, en diferentes niveles.

Pensar que la crisis nunca te afectará, es un error que no te puedes permitir, ¡debes estar a las vivas cuando se trata de tu patrimonio! Por eso es importante que estés preparado para afrontar y sobrevivir a una crisis en tu negocio, así que, a continuación, te presentamos una serie de consejos y medidas que te serán de gran ayuda para afrontar un posible problema financiero en tu negocio.

 

Que no te agarre desprevenido

Es imposible controlar los factores externos que pueden llevar a una empresa a sufrir una crisis, sin embargo, como dueño, puedes anticiparte y fortalecer áreas importantes en tu negocio para que no caiga en una crisis, o en su defecto, afrontarla lo mejor posible, por lo que te mencionamos tres elementos, que te sugerimos tener en cuenta:

  1. Mantente alerta: existen indicadores que te alertan cuando se avecina una crisis en el mercado, como por ejemplo: una disminución notoria en las ventas o el aumento drástico en los precios de productos básicos y de la materia prima. Si notas que esto sucede, es momento de incrementar la búsqueda de proveedores que ofrezcan mejores precios. Recuerda que algunos centavos en época de crisis, hacen la diferencia.
  2. Ahorra: es importante que tengas un guardadito que te permita operar durante los días o meses en los que las ventas son muy bajas. Los expertos recomiendan ahorrar cada mes, al menos el 10% de las ganancias que genera un negocio y destinar ese dinero específicamente para afrontar una posible crisis económica.
  3. Evita los pagos diferidos con proveedores: si tienes el capital disponible te recomendamos pagar a tus proveedores contra factura siempre que puedas. Los créditos, aún cuando en estos no se manejen intereses, tienen la facultad de hacerte sentir que tienes más dinero, cuando en realidad no es así, ya que al final, siempre terminas pagando. Operar con un presupuesto fijo y sin pagos pendientes te dará un respiro en el posible caso de que surja una crisis.

 

Señales de ALERTA

Un negocio también puede sufrir una crisis debido a factores internos, por una mala operación. Identificar a tiempo que algo va mal es fundamental para tomar acciones y resolver el problema. ¡Ponte alerta! Estas son algunas situaciones que indican que tu negocio sufre una crisis:

  • Poco inventario: una vez pasa, pero si es común que un cliente entre a tu tienda buscando un producto y constantemente le digas que no hay, es señal indiscutible de que algo está mal, ¡tu negocio no está surtido!
  • Fuga de dinero: si utilizas regularmente el dinero que genera tu tienda para cubrir gastos o pagar deudas ajenas a tu negocio, empieza a preocuparte.
  • Morosidad: jugar a las escondidas con tus proveedores sólo puede indicar que no tienes liquidez para pagar las facturas vencidas, sin duda la relación proveedor-cliente se dañará.
  • Recibos vencidos: si los recibos de los servicios públicos se empiezan a amontonar en tu mostrador, o le quedas a deber parte del sueldo a tus empleados, claramente estás debiendo más de lo que ganas para cubrir al menos, los gastos básicos de operación.
  • Un cliente menos: si ha pasado una semana y los clientes asiduos a tu tienda no han vuelto a visitarte, es porque éstos ya se dieron cuenta, antes que tú, de que algo va mal.

 

Botiquín de PRIMEROS AUXILIOS

Si te identificaste con la mayoría de las señales de alerta, lamentamos informarte que tu negocio atraviesa por una crisis. En este punto la pregunta obligada es: ¿cómo se supera una crisis económica? No te vamos a mentir, es una misión difícil, ¡pero no imposible! Casi cualquier negocio con problemas puede ser rescatado si se emplea mucha paciencia, esfuerzo y, sobre todo, una estrategia adecuada. Estos son algunos consejos:

  • Ve hacia atrás: muchas veces hay que retroceder para poder avanzar, así que piensa un momento en tu mejor época y reconoce qué estrategias te funcionaron para atraer a nuevos clientes. Pueden servirte: descuentos, servicios, limpieza, productos que ofrecías, promociones, entre otros. Retoma esas actividades y hazles mejoras, considerando las necesidades actuales de tus clientes.
  • Ten en cuenta la situación económica actual: en general, una crisis económica afecta a consumidores y tenderos por igual. Hay personas que dejan de adquirir productos cuando no tienen dinero y empiezan a comprar desde otra perspectiva, analizan precios, buscan ofertas y descuentos. Ten en cuenta sus gustos, cuánto están dispuestos a pagar y ofréceles artículos de menor costo, que puedan sustituir los que antes compraban; de este modo, aunque no tengan el mismo poder adquisitivo, seguirán comprando en tu tienda: ¡ganan los dos!
  • Diversifica tu oferta: atrae el interés de nuevos y antiguos clientes sin hacer grandes inversiones o cambios. Te sugerimos ofrecer productos o servicios complementarios, por ejemplo: recargas de tiempo aire, servicio a domicilio, o la venta de productos de consumo inmediato como café y comida preparada (tortas, yogur con fruta, gelatinas caseras, etc).
  • Busca nuevos proveedores: en temporada de vacas flacas, lo más importante es bajar tus costos. Ten en cuenta que en este punto, la variación de centavos por producto hace la diferencia. Es común que por comodidad o recomendación no se busquen mejores opciones para surtir la tienda e incrementar el margen de ganancia. Te sugerimos emprender la búsqueda de nuevos proveedores, negocia con ellos mejores plazos de pago y date el tiempo de conocer todo su portafolio. Visita mayoristas y elige los que te ofrezcan mejor margen, pero sin poner en riesgo la ganancia por costos de transporte.

 

Recomendación final

Tomar buenas decisiones, aprovechar oportunidades e identificar a tiempo problemas en la operación de un negocio, son elementos que determinan su rumbo, tanto para su éxito como para su quiebra. ¡Mucho ojo!

 

¿Qué te pareció esta nota? Déjanos tu comentario y recuerda unirte a la Red Abarrotero para ser parte de la RED más grande de tenderos. Síguenos también en nuestras cuentas de FacebookTwitter e Instagram para tener, de primera mano, toda la información que compartimos.

1
×
Compartir en WhatsApp