• Hoy es: viernes, septiembre 21, 2018

Tipos de empresas que existen

Establecer una nueva empresa no es cosa fácil, hay muchos factores a considerar y muchos documentos que tramitar para lograrlo y, en primer lugar, si estás pensando en arrancar con un nuevo proyecto de este estilo, debes conocer los tipos de empresas y sociedades que existen para tener una idea de cómo empezar.

 

Determinar el tipo al que pertenece una empresa depende de varios factores: su tamaño, la cantidad de empleados que posee, su capital, la actividad en la que se desempeñe, su lugar de creación y su forma jurídica.

 

Por lo tanto, de acuerdo a su actividad, tenemos:

 

Sector primario: sus actividades se basan en explotar elementos de la naturaleza, como por ejemplo, el agua o los minerales.

 

Sector secundario: sus actividades se basan en transformar, mediante diferentes procedimientos, las materias primas extraídas por el sector primario, creando así bienes de consumo masivo, como por ejemplo, los alimentos procesados o la gasolina.

 

Sector terciario: sus actividades se basan en la capacidad humana, por lo tanto, no implican la producción de bienes materiales, así que su fuerte son los servicios, como por ejemplo, la atención al cliente vía telefónica o la instalación de Internet en el hogar.

 

De acuerdo a su tamaño, las empresas pueden ser:

 

Microempresa: cuentan con un máximo de 10 trabajadores, el dueño suele ser el responsable de la misma y poseen poca maquinaria.

 

Pequeña empresa: cuentan con un número de entre 11 y 49 empleados, su actividad no es intensiva, poseen recursos financieros limitados, y suelen ser rentables e independientes.

 

Mediana empresa: poseen entre unos 50 y 250 trabajadores, por lo regular cuentan con un sindicato y sus áreas y funciones están delimitadas.

 

Grande empresa: Cuentan con más de 250 empleados, sus ventas son elevadas y cuentan con instalaciones propias.

 

Con respecto a su forma jurídica:

 

Unipersonal: pertenecen a un solo individuo, el cual responde con su patrimonio ante cualquier responsabilidad legal o fiscal.

 

Sociedad colectiva: están conformadas por una sociedad de varias personas, quienes responden con sus respectivos patrimonios ante alguna eventualidad legal o fiscal.

 

Cooperativas: por lo general están constituídas por productores, trabajadores o consumidores, y su objetivo principal es el de obtener beneficios para sus integrantes, sin intenciones lucrativas.

 

Comanditarias: cuentan con dos tipos de sociedades. Una de estas sociedades se refiere a socios colectivos con responsabilidad ilimitada, y la otra son los socios comanditarios con responsabilidad limitada.

 

Sociedad Anónima (S.A.): los socios poseen responsabilidad limitada al patrimonio aportado, y los dueños son quienes inyectan el capital y participan con las acciones o los títulos.

 

Sociedad de Responsabilidad Limitada (S.R.L.): en este caso, los socios sólo responden por el capital aportado para la creación de la empresa y no con su patrimonio personal.

 

Y por último, las empresas según la procedencia del capital:

 

Públicas: el capital proviene del Estado, ya sea municipal, estatal o federal.

 

Privadas: el capital proviene de personas particulares.

 

Mixtas: el capital proviene, tanto del Estado, como de algún particular.

 

Para finalizar, debes tomar en consideración que siempre es importante solicitar la ayuda de las personas expertas en materia de negocios, para que te ayuden a tomar la mejor decisión con base en tus requerimientos y capacidades.

 

Una vez más, gracias por leernos y no olviden unirse a la Red Abarrotero si son tenderos interesados en nuestros servicios.