• Hoy es: jueves, septiembre 20, 2018

Ladrones de tiendas: aprende a identificarlos

Los robos a las tiendas son un mal que afecta, no sólo a México, sino a muchos países del mundo entero, debido a que no todas las personas son honestas, sino que por el contrario, carecen completamente de ella. Según estudios, la mayoría de las tiendas que sufren los azotes de los ladrones, pueden llegar a peder entre 1500 y 2000 pesos al mes.

 

En esta nota te vamos a ayudar a identificar los tipos de ladrones de tiendas que existen, y te daremos algunos tips para que prevengas, o al menos reduzcas estos hurtos dentro de tu establecimiento.

 

 

Los tipos de ladrones pueden ser:

 

Ladrón episódico: por lo general son personas con serios problemas psicológicos y emocionales. Suelen robar productos de bajo valor y actúan cuando están estresados.

 

Ladrón amateur: son las clásicas personas que roban productos pequeños y fáciles de ocultar, pero antes de hacerlo, analizan los riesgos y beneficios que habrá. Son los más comunes.

 

Ladrón semi profesional: sus acciones delictivas forman parte de su estilo de vida ya que busca un beneficio económico porque vende los productos que roba, de esta forma obtiene ganancias sin ningún tipo de inversión.

 

Ladrón impulsivo: este tipo de personas roba sin importarle el valor de lo que está tomando. No planifican el robo, y si son descubiertos, muestran sorpresa y vergüenza.

 

Ladrón ocasional: están motivados por el desafío personal que les supone la acción de robar. Saben que están cometiendo un delito, y si los detienen, se muestran muy emocionales.

 

 

Recomendaciones para ayudarte a reducir los robos:

 

  1. Saluda a cada cliente que entre en tu tienda y haz contacto visual con él.
  2. Si es posible, acércate a cada cliente y bríndales atención personalizada.
  3. No dejes sin vigilancia ninguna zona de la tienda: encarga a cada empleado de una zona en específico, instala cámaras de seguridad que puedas ver desde tu puesto, o coloca espejos cóncavos en zonas estratégicas.
  4. Mantén siempre limpia y organizada tu tienda, esto ayudará a que identifiques más rápido si falta algún producto.
  5. Evita colocar productos en la entrada de tu local que sean fáciles de alcanzar por cualquier persona, inclusive las que no entran en la tienda.
  6. Mantén el inventario de la tienda lo más actualizado posible.
  7. Coloca avisos en varios sitios de la tienda en donde informes que cuentas con medidas de seguridad.
  8. Ten a la mano el número telefónico de la policía más cercana a tu establecimiento.
  9. Evita estar solo en la tienda, especialmente en las horas de mayor afluencia de clientes.
  10. Controla la venta de bebidas embriagantes.