• Hoy es: sábado, noviembre 17, 2018

Control de las finanzas personales (parte 2)

En la primera entrega de este tema les dimos cuatro recomendaciones que pueden seguir para llevar un control adecuado y eficiente de sus gastos.

 

Ahora en esta segunda parte les daremos unas recomendaciones adicionales, y les dejaremos los nombres de algunas aplicaciones móviles que los pueden ayudar en este caso.

 

Al monitorear tus gastos puedes llevar un control adecuado de tus finanzas personales. Si tienes deudas, puedes ir saliendo de éstas poco a poco y este tipo de acciones te permitirán respirar cuando hayas terminado al fin. Comienza por anotar todos los gastos que tengas cada día: el café que te compraste en la mañana, los tacos del almuerzo y todos los tickets y monedas que gastaste en el transporte.

 

Una vez que ya estés acostumbrado a llevar tu control de gastos, podrás darte cuenta de que hay muchas cosas que definitivamente no necesitas comprar. Es aquí cuando debes comenzar a aplicar el gasto consciente. Créenos, al final del mes cuando te des cuenta de que te queda un dinero adicional, te sentirás mucho mejor.

 

Velo como una ganancia. No lo llame ahorros, ni inversión, ni “guardadito”, llámalo ganancia. Piénsalo: armas un presupuesto y evitas gastar en cosas que no necesitas, ¿el resultado? ¡Ganancias! Probablemente si lo visualizas de esta forma, pondrás más entusiasmo en el asunto, ¿a poco no?

 

Y finalmente, te dejamos una lista de varias aplicaciones que te pueden ayudar a gestionar tus finanzas personales:

 

Monefy: acá agregas lo que has gastado dependiendo de diferentes categorías como, por ejemplo: entretenimiento, comida y transporte. Cada gasto registrado te permite saber exactamente en qué usaste tu dinero.

 

Coinch: esta app te permitirá establecer metas de acuerdo a tus ingresos y te notificará cuando tengas que ahorrar, de ese modo podrás llevar un registro bien definido de lo que ganas, lo que gastas y de lo que estás guardas.

 

Zaveapp: con la ayuda de esta aplicación podrás fijar una meta respecto a algo que quieras adquirir, ella te dirá cuánto debes ahorrar y bloqueará dinero de tu cuenta bancaria. Llegado el momento, podrás “romper el cochinito”.