• Hoy es: viernes, septiembre 21, 2018

Mal humor en el trabajo

mal humor
Redacción Abarrotero.com
agosto17/ 2016

El estado de ánimo influye de manera positiva o negativa en el ambiente laboral. Checa nuestros consejos para enfrentar el mal humor en el trabajo.

La situación en tu oficina, negocio o empresa puede encontrarse tensa o complicada, aquí es cuando el ambiente se torna incómodo, ya sea por circunstancias propias o ajenas a ti. A continuación, te presentamos algunos consejos para no dejarte vencer por el mal humor, ya que esto se puede contagiar:

Saluda a tus compañeros de trabajo
Cada mañana, un “buenos días” o una sonrisa siempre contagiará de buena vibra a tus compañeros o subordinados. Recuerda que iniciar el día con una buena actitud puede ser la diferencia entre un día caótico y un día positivo.

Limpieza y orden
Un espacio de trabajo ordenado será resultado de obtener tus resultados y objetivos diarios de manera positiva y eficiente. Nuestra sensación anímica se contagia y transmite a los demás, así que pon el ejemplo y mantén tu imagen personal y espacio de trabajo siempre ordenados.

Aléjate de los malhumorados
Si bien, tú puedes cambiar tu estado de ánimo, simplemente es imposible cambiar el de otras personas. Si un compañero es pesimista, se queja o transmite su negatividad, simplemente aléjate de él y no te enfoques en su estado negativo.

Evita las discusiones
Si estás de mal humor, cualquier argumento o discusión puede ser el detonante para que empeore la situación. Toma un tiempo para detectar tus emociones, medita, aléjate de la discusión, trata de no perder el control y respira profundo antes de enojarte.

Rodéate de lo que te haga sentir bien
Ya sea tu música favorita, recordar un momento feliz o una persona agradable, todo esto puede hacerte sentir mejor y cambiar tu estado de ánimo cuando sientas que las cosas no van por buen camino.

Desahógate
Contar tus problemas a una persona de confianza es un buen alivio para encontrar una buena solución a la causa de tu mal humor. Recuerda que debes separar el trabajo de tu vida personal, este es el primer paso para cambiar tu actitud.

Ayuda a los demás
Si alguien está pasando por un mal momento y necesita ayuda, un ofrecimiento puede cambiar el rumbo de su día. Ya sea que lo ayudes a cualquier acción mínima, esa persona se sentirá mejor y por supuesto, tú también.

Recuerda que una buena actitud y una filosofía de vida positiva siempre serán tus grandes aliados para enfrentar aquellos días donde parece que la vida no te sonríe de la mejor forma. ¡Ánimo!