• Hoy es: viernes, septiembre 21, 2018

Cómo liquidar tus deudas

abarrotero_deudas

Las deudas son un lastre para todos, es por eso que en este artículo podrás encontrar consejos para liquidarlas de manera fácil y sin que te llegue el agua al cuello.

Se estima que la deuda promedio de un mexicano se encuentra alrededor de 135 mil pesos. Esto se debe principalmente a que las personas continúan contratando más créditos, lo que les permite seguir comprando y “pagando después”. Todo se convierte en un círculo vicioso que solamente va aumentando más las deudas a largo plazo. Los habitantes de estados del país que se mantienen con mayores deudas son los de la Ciudad de México (incluyendo la Zona Metropolitana y el Valle de México), Tabasco, Nuevo León, Tamaulipas y Jalisco. Aquí se concentran casi la mitad de contratos nuevos de tarjetas de crédito que se tramitan en todo el país.

Pero, ¿es tan difícil salir de una deuda? Realmente no lo es; a continuación te damos algunos tips para que te liberes por fin de ese peso que arrastras a diario.

Enlista todas tus deudas
El primer paso es enlistar todas las deudas que tienes. Para calcular los meses que tardarás en liquidarlas, debes de dividir el monto total de la deuda entre la mensualidad (pago mínimo). El resultado son los meses que vas a tardarte en pagar esa deuda. Después debes de jerarquizarlas, la que requiera el menor tiempo para pagarse es la más importante y así sucesivamente.

Haz un balance
Calcula el monto exacto de tus ingresos y calcula tus gastos con la mayor precisión posible. Se debe de hacer una operación básica y restar lo que gastas a lo que ganas. El resultado será tu capacidad de pago, lo cual es la cantidad que puedes destinar mensualmente para pagar tus deudas.

La fórmula mágica
Para la primer deuda, paga el mínimo, más el 10% de tu capacidad de pago. No descuides el resto de tus deudas (por lo menos abonando el pago mínimo). Repite el paso hasta liquidar la deuda número 1. Para la segunda repite el paso del pago del 10%, además de abonar el monto que destinabas para la deuda número 1. Haz tus pagos de manera disciplinada sucesivamente hasta que logres estar sano de deudas.

Concentra tus deudas
En caso de no lograr la fórmula mágica, recomendamos que concentres tu deuda en un sólo crédito. Siempre será más sencillo pagar una tarjeta de crédito que cinco, debido a que no tendrás que preocuparte por las diferentes fechas de pago y corte, además del pago de comisión anual. Acércate a tu banco para generar un plan financiero que unifique todas tus deudas en un sólo crédito. La tasa de interés será menor que la que puedes tener en más créditos, por lo que tu deuda crecerá a un ritmo menor, aunque el plazo aumentaría.

Considera tus opciones
No tengas miedo de acercarte a alguna reparadora. Este tipo de empresas suelen ser buena opción y ofrecen planes de pagos programados que te ayudan a liquidar tus deudas. Antes de tomar una decisión, haz una lista de pros y contras sobre cada opción (valora plazos y tasas de interés) y elige la que más se ajuste a tus necesidades. Lee en internet acerca de la empresa con la que estés pensando trabajar.

No descuides tu avance
Abre cada estado de cuenta, revísalo y compáralo con los anteriores. Si detectas algún cargo irregular, repórtalo. No hay mejor control que el personal, así que debes de monitorear cada mes tu avance para no encontrarte con sorpresas al final del plazo fijado.

La disciplina es valiosa
Por nada del mundo dejes de pagar a tiempo los montos establecidos. En caso de no hacerlo y atrasarte, los intereses te pueden comer al final, ya que se calculan sobre el total a la fecha. No hay mejor medicina para la deuda que pagar a tiempo, tenlo presente siempre.

Genera un ahorro permanente
Una vez que logres liquidar todas tus deudas, ahorra el 10% de tu ingreso, y así podrás convertir la fórmula mágica de pagos en la fórmula mágica de ahorro.
Además de todos estos consejos, el más importante es tener la disposición real de liquidar tus deudas. Si no haces un esfuerzo, disminuyes lujos y sigues gastando y acumulando más deudas, jamás podrás dejar este lastre atrás. ¡Anímate a superar tus deudas de una vez por todas!

Etiquetas: , ,