• Hoy es: sábado, agosto 18, 2018

Buen Fin ¡No chamaquees y que no te chamaqueen!

Redacción Abarrotero.com
noviembre03/ 2014

El Buen Fin puede ser un buen momento para ofrecer promociones, surtir tu negocio o aprovechar descuentos.

El Buen Fin es una iniciativa que surgió en el año 2011 y que desde entonces se implementa el tercer fin de semana del mes de noviembre. Este evento es el inicio de la temporada navideña de ventas y es organizado por distintas cámaras de comercio y bancos (no entraremos a detalle para no dormirte). Este año el Buen Fin se llevará a cabo del 14 al 17 de noviembre.

En la implementación de esta iniciativa hay dos caras de la moneda; por un lado, responde a fomentar el consumo de productos, lo cual beneficia a las empresas, por el otro, ofrece oportunidades de compra a los consumidores a través de promociones y ofertas significativas. Este último punto es justamente el que queremos tratar en este artículo.

Buen_fin2

Es importante que como comerciante aproveches la publicidad y la difusión de este movimiento para poder vender más, en el caso de que seas propietario o trabajes en una tienda, pero debes de hacerlo de manera responsable. No trates de engañar a tus clientes, incitándolos a que te compren productos que tengan fechas de caducidad próximas, que no ofrezcan los beneficios que prometen o que simplemente estén al mismo precio que antes, aunque quieras hacerlos creer que son ofertas. Esta recomendación es únicamente con el fin de que tu negocio pueda obtener un beneficio de esta fecha y ganes clientes a mediano y ganes clientes. Un comprador estafado nunca jamás regresará a tu tienda y por lo contrario, alertará a sus conocidos de tus prácticas desleales. ¡Aguas con las redes sociales!

Puede ser una oportunidad para darte a conocer entre las personas que no solían entrar a tu tienda y que a través de esta iniciativa están dispuestos a evaluar otros productos u opciones de compra. Date a conocer por el buen trato al cliente, eficiencia en tu servicio, limpieza de tu tienda, amabilidad y atención con las personas, al igual que con tus empleados. Estos detalles son los que los clientes aprecian y que les dan la confianza suficiente para consumir tus productos.

Del lado del consumidor, es importante que pienses bien tus compras. No te dejes llevar por el impulso del momento. Endeudarse, sobre todo con bancos, puede afectar tu patrimonio y bienestar para tu futuro.

Si tienes pensado comprar a lo largo de esta campaña de ventas, siéntate a hacer números y analizar tus capacidades de pago. Puedes hacer uso de herramientas como las tarjetas de crédito, pero lo recomendable es ahorrar para levar a cabo las compras. Recuerda que un crédito, en cualquier presentación (préstamo, tarjeta, empeño, etc) puede afectarte de manera significativa a mediano y largo plazo si no tienes capacidad real de pagar.

 Este Buen Fin ¡No chamaquees y que no te chamaqueen!