• Hoy es: domingo, julio 15, 2018

El milenario arte de llevar y organizar el inventario

Aunque a muchas personas pueda parecerles una pérdida de tiempo, el hecho de llevar un inventario bien organizado puede ahorrarte muchos dolores de cabeza.

 

No se trata sólo del hecho de que tu depósito se vea mucho más bonito y organizado, sino que llevar el inventario de tu negocio al día permitirá determinar tus ganancias, tus pérdidas, tus costos reales, y además, la organización por fechas, la cual logrará que puedas realizar una adecuada rotación y despacho de la mercancía para evitar que los productos pasen su fecha de caducidad establecida.

 

Ahora bien, lo primero que tienes que hacer para llevar el inventario, es establecer cada cuánto tiempo lo vas a realizar, y esto va a depender del tamaño de tu negocio. Por ejemplo, si tienes una tiendita en donde no cabe mucha mercancía y relamente careces de un depósito en donde almacenarla, lo mejor es realizar un inventario diario de acuerdo a las ventas.

 

Si lo tuyo es hacer lo máximo posible, invirtiendo menos, con un simple documento de EXCEL puedes llevar dicho control. Comienzas realizando una tabla en donde indiques las cantidades que tienes de cada producto, con su costo y precio de venta respectivo; al final del día restas todas las ventas que hiciste y sabrás cuánto te queda de cada producto y cuánto fueron tus ganancias.

 

Por otro lado, si prefieres invertir un poco más, puedes adquirir algún software que vaya ligado a la parte de facturación, en donde se vaya realizando el inventario de forma automática mientras vendes. Al final del día sólo generas el reporte y listo.

 

Adicionalmente a esto, debes tener siempre presente que no se trata únicamente de saber el valor que tiene la mercancía que tienes en el depósito, o de las ventas realizadas, sino que, para mantener un buen inventario sin que ocurran pérdidas de mercancía, es necesario que lleves un orden en cuanto a la ubicación de los productos.

 

Lo que debes hacer es establecer el lugar en donde va a estar cada grupo de productos, y una vez determinado, lo más recomendable es organizar dicho espacio según la fecha de recepción de la mercancía y la fecha de caducidad de la misma, por ejemplo, si el 25 de agosto recibiste un lote de refrescos de 3 litros que caducarán el 31 de octubre, y el 29 de agosto recibiste otro lote igual de refrescos, pero con fecha de vencimiento para el 20 de octubre, lo más lógico es ubicar el lote recibido el 25 de agosto de forma que sea vendido antes que el lote del 29 de agosto para que no corras el riesgo de que se dañe el lote que se vence antes.

 

Esperamos que estas recomendaciones resulten útiles para todos ustedes y que logren aplicarlas según sea su caso. Gracias por leernos y no olviden unirse a la Red Abarrotero si son tenderos interesados en nuestros servicios.