• Hoy es: jueves, junio 21, 2018

Aprende a organizar tu tienda para mejorar las ventas

Probablemente no te lo habías planteado, pero en la mayoría de los casos, esa mercancía que tiene meses en el estante simplemente no termina de venderse, porque no le has aplicado la visibilidad correcta. Sí, leíste bien: visibilidad.

 

Aunque no lo creas, la mayoría de las personas muchas veces actuamos de forma inconsciente y tomamos decisiones sin pensarlo, sobre todo cuando estamos en el super, en donde terminamos comprando un montón de cosas que no estaban anotadas en la lista.

 

Si quieres que tus clientes cometan este tipo de impulsos y terminen comprando más de lo planeado, sigue estas sencillas recomendaciones:

 

  1. El ambiente musical: a todo el mundo le encanta la música, ¿y qué mejor forma de disfrutarla, que en el sitio en donde vamos a estar por un buen rato? Selecciona la música adecuada para el ambiente: si hay mucha gente, vas a querer que los compradores entren y salgan rápido, así que pon música activa y dinámica. Si el ambiente está tranquilo y no hay muchas personas, te va a interesar que se queden largo rato escogiendo sus verduras, así que opta por un tipo de música relajada y suave.

 

  1. La ubicación de los productos: este es, por mucho, el punto más importante de todos, así que atento aquí. Normalmente los estantes tienen 3 niveles: alto (a la altura de los ojos), medio (a nivel de los brazos) y bajo (nivelado con los pies); teniendo esto en cuenta, debes saber que tus clientes van a fijarse más en los productos que están en el nivel alto, así que este es el espacio en donde vas a colocar los productos más costosos. En el medio suelen estar los productos normales, esos que la gente busca con mucha frecuencia, y por último, a nivel de los pies estarán los productos de primera necesidad; las personas siempre los llevan, así que no les importará agacharse para tomarlos.

 

  1. Los impulsivos: también son productos, pero van localizados justo al lado de las cajas de pago. Son esas botanas que a todos nos encantan pero que si vemos en los estantes normales, no las compramos. Piénsalo: la gente está aburrida haciendo la fila para pagar y es cuando vienen los antojos (los impulsivos). ¿Es que quién podría resistirse a un chocolate de leche que lleva rato haciéndole ojitos?

 

  1. Una mezcla de colores: los psicólogos han estudiado ciertas conductas humanas al momento de tomar una decisión de compra, y se ha determinado que, los colores fuertes como el rojo o el naranja incitan a la gente a comer (ideal para la carnicería y la charcutería), el azul denota frío y frescura (perfecto para una pescadería) y el verde transmite la calidez de la naturaleza (así que le viene bien a la zona de las frutas y las verduras).

 

  1. Los precios: al igual que con los colores, los precios también deben establecerse de forma inteligente. Es mucho más seguro que una persona compre un producto que marca 7.99, a llevarse el mismo pero marcado en 8.00. ¿No nos crees? ¡Haz la prueba!

 

Estas fueron las 5 recomendaciones más importantes que te ayudarán a mejorar tus ventas. Próximamente estaremos publicando más.