• Hoy es: lunes, abril 23, 2018

¿Ya es lo menos?

Rafa Abarrotero
febrero09/ 2018

El arte de regatear

 

Más allá de los parámetro establecidos en el comercio, el mercadeo y los Business nunca deben faltar estrategias. Siempre es un arte hacerlo realidad. Las marcas ya tienen un precio designado, de hecho todo es cuestión de “estándares” que incluso está por demás insistirle al regateo, pero, ¿porqué no intentarlo?

 

En el universo de los abarrotes, la cuestión radica en obtener buenas ofertas y comprar, bueno bonito y barato. Encontrar proveedores adecuados siempre es la opción, y conviene más que ir directamente con el proceso de compra para adquirir la mercancía. Por esa razón acá algunos puntos que te interesan.

 

Hablarles bonito

 

Si llegas con los distribuidores, un consejo muy burdo es llevarse al personal a la bolsa, de vez en cuando no cae nada mal un trato especial que no se acostumbra a menudo.

 

Hacer el drama

 

Y porqué no, si ya estando consciente de que quizá no te mejorarán el precio, crea una estrategia de compra y ofrécele a tu proveedor un trato justo, por ejemplo “si me dejas los cinco lotes te entrego un porcentaje y te distribuyo el producto que no se te vende”. Esto lo tienes que hacer siempre con la ventaja de que aquí tú seas el “ganón”. A ambas partes le conviene.

 

Unas por otras

 

Independientemente de la ya sonada canción “la marca ya eligió el costo, nada se puede modificar”; en ocasiones es posible que algo falle con sus organizaciones. Entrale a la subordinación y dile al proveedor que le cambias estrategias de consumo por esas ocasiones en que te han quedado mal. Claro si es el caso.

 

Que te pasen los contactos

 

Conocer el medio en el que trabajas siempre será esencial y por lo tanto todo un arte, si te dedicas a las relaciones públicas entre los grandes gremios de la distribución, no estaría por demás obtener esos buenos contactos que te darán productos a precio de fábrica.