• Hoy es: lunes, febrero 19, 2018

¡Dale una buena manita de gato a tu coche!

Tu coche, al igual que tu aspecto, necesitan estar en óptimo estado, para una mejor organización en tu vida.

Después de las vacaciones decembrinas seguramente tu automóvil necesita una limpieza profunda. Los autolavados son una opción para esta labor, pero la verdad es que no siempre lo harán a detalle como si fuera su auto.

Cada vez existe una mayor variedad de productos de limpieza para los autos, que se encuentran a nuestro alcance, que antes eran de acceso limitado para profesionales de la limpieza. Estos auxiliares de limpieza están especialmente formulados para cada parte de un vehículo como: faros, llantas, vestiduras, alfombras, pinturas y vidrios. Utilizarlos simplifica la tarea de dejar tu auto en mejores condiciones, así que si quieres dejarlo como nuevo, échale un ojo a las sugerencias que recomiendan los profesionales.

 

Evita lavar tu auto bajo el sol

En las horas de mayor exposición a los rayos solares, el calor seca rápidamente los productos de limpieza, alterando sus propiedades y su uso correcto sobre la pintura y cristales del vehículo. Esto puede provocar manchas y deterioro de las superficies, causando daños menores.

 

No utilices agua caliente

El uso de agua caliente para lavar un automóvil no es recomendable, aunque en pequeñas cantidades es efectiva para quitar manchas resistentes. Si tienes a la mano toallitas de bebé, son una mejor opción, ya que también funcionan para eliminar excremento de ave y restos de mosquitos pegados en el parabrisas.

 

Utiliza el trapo correcto

Por principio de cuentas te sugerimos ordenar tus trapos, no utilices la misma toalla para secar y después para encerar. Ten a la mano paños y toallas de microfibra que son más suaves y recomendables para la pintura.

 

Limpia el interior con el producto adecuado

Evita usar cualquier champú o jabón para limpiar interiores, si este no es especial dejará las superficies plásticas aceitosas y grasosas, lo que las dañará a largo plazo. Elige productos de marcas especializadas que contengan agentes humectantes, así como filtros UV que eviten que las superficies se quemen o pierdan su color.

 

Aplica la cera adecuada 

Existen ceras de distinta densidad que ofrecen una solución para cada problema de la capa de laca superior de la pintura de tu auto. La aplicación de la cera debe de ser muy sutil, de acuerdo a la severidad del daño podrás realizarlo tú, con ayuda de un paño y con movimientos circulares. Si por el contrario el daño es mayor, puedes pulir la pintura con ayuda de una máquina. Ten en cuenta que pulir adelgaza la capa de laca, por lo que no se recomienda hacerlo más de una vez por año.

Etiquetas: ,

Visita nuestro catálogo de productos. Todos los precios pueden variar sin previo aviso y son de carácter informativo. Descartar