• Hoy es: martes, enero 16, 2018

En tu vida y en tu negocio, no seas un borrego, ¡que no te pastoreen!

En los aspectos más importantes: tu vida, como jefe de familia y tu negocio, como generador de oportunidades y recursos, es importante que no seas un borrego y que sepas por qué haces las cosas.

En nuestra comiunidad, habemos de todo, desde los que tuvieron la oportunidad de prepararse académicamente a niveles de estudios superiores (licenciatura, maestría o doctorado), y los que no pudieron hacerlo. Hay quienes son autodidáctas y aprendieron grandes cosas luchando por salir adelante en la vida.

Si tuviste la oportunidad de estudiar o no, no es condicionante a lo exitoso o prospero que seas en tu vida, lo que hará la diferencia es el deseo de querer prosperar.

Es verdad que una buena educación académica te ayuda a desarrollar una mayor capacidad de análisis sobre las situaciones que vives y te da facilidad para entender mejor las cosas y la habilidad para organizar tus ideas. Nunca es tarde para empezar a trabajar en esas capacidades que todos tenemos y que a lo mejor no has explotado.

¿Por qué haces lo que haces?

Esa es la primera pregunta que debes de hacerte antes de llevar a cabo cualquier acción. Algunos ejemplos sobre lo que hablamos pueden ser las siguientes situaciones:

¡Quiero tener hijos! ¿Sabes por qué o para qué quieres hacer eso?

Cualquier razon que elijas para tenerlos es valida, al final es tu vida, pero lo que tienes que analizar es el tiempo en el cual los tendrás. ¿Quieres tener hijos para formar una familia? Ahí es en dónde empieza a involucrarse el aspecto de tu negocio en tu vida personal, necesitarás planearlo para construir un esquema familiar sustentable.

En este artículo, no hablamos de ser borregos por seguir a alguien, nos referimos a no seguir viviendo sin preguntarte por qué llevas a cabo ciertas acciones en tu vida todos los días ¿hacia dónde vas?

¡Quiero abrir un negocio! ¿Sabes por qué o para qué quieres hacer eso?

¡Quiero ser mi propio jefe! Respuesta incorrecta, auqnue esa será una consecuencia de tener tu propio negocio, si quieres ser tu propio jefe por más de unos cuantos meses, tendrás que buscar mejores razones. +

Puedes abrir un negocio porque quieres invertir el dinero que tienes y sacar una rentabilidad de él. También puedes aperturar una empresa porque crees que el pueblo en el que vives necesita de algún servicio o producto. Esas son razones bien. pensadas. ¿Cuales son otras malas razones para abrir un negocio? Para que mi novia vea que soy exitoso. Tomar una decisión por razones impulsivas o erroneas te puede llevar a fracasar y obtener lo contrario a lo que anhelas.

Este simple ejercicio de preguntarte por qué llevas a cabo las cosas que suceden en tu vida, te ayudará a elegir mejor en que inviertes tu tiempo, lo cual te hará aprovechar mejor las oportunidades que se te vayan presentando, al igual que evitar fracasos y malas experiencias.

Tu puedes llegar a dónde quieras, solamente preguntate si es ahí a dónde quieres llegar y por qué quieres hacerlo, despué sde que lo tengas claro ¡no te detengas hasta que lo consigas!

 

Visita nuestro catálogo de productos. Todos los precios pueden variar sin previo aviso y son de carácter informativo. Descartar