• Hoy es: martes, noviembre 21, 2017

Si sufres de estrés, grita lo más fuerte que puedas

Jacueline T
julio27/ 2017

Muchos científicos coinciden en que gritar es beneficioso para la salud, sobre todo cuando estás viviendo una situación estresante, esta acción permite reducir notablemente los niveles de estrés. Pero no se trata de hablar fuerte, sino de gritar tan fuerte como si te fuera la vida en ello.

 

Esta terapia, que seguramente a tus vecinos y familiares les asuste un poco, se conoce como terapia del grito, te ayudará a lidiar con el estrés, la ansiedad, las frustraciones y los malos pensamientos.

Esta terapia proviene de la India y su objetivo es regular el sistema nervioso a través de gritos, esto con la finalidad de expulsar la tensión acumulada y todas las malas vibraciones.

Aunque parece un poco loco, se recomienda gritar por las mañanas antes de salir de casa, así podrás  enfrentar tu día con más templanza, tranquilidad y energía positiva.

Otro beneficio de la terapia del grito es que permite a tu cuerpo liberar endorfínas, lo que ayuda a combatir la ansiedad, la angustia, el dolor y los pensamientos negativos. Te quedará una agradable sensación de calma, alegría, felicidad y bienestar.

La técnica

  • Busca un lugar tranquilo para hacer la terapia, puede ser un espacio cubierto o al aire libre.
  • Cierra los ojos y respira profundamente, tomando conciencia de tus inhalaciones y tus exhalaciones.
  • Piensa en todas las cosas y situaciones que te frustran y te molestan.
  • Visualiza el problema pero sin que este te cause malestar, sólo obsérvalo como si fueras un espectador.
  • Cuando lo tengas en la mente, coloca ambas manos sobre el pecho y vuelve a respirar profundamente cuatro veces.
  • Con la cuarta exhalación, grita lo más fuerte que puedas, presiona ligeramente el pecho mientras gritas.
  • Para cuando te sientas mejor, puedes repetir esta terapia todas las veces que lo necesites.

La sugerencia es que lo practiques donde puedas y cuando quieras, siempre que la necesites y tu entorno te lo permita. No se trata de gritar a lo loco cada vez que te frustres, la terapia del grito debe ser tomada como una práctica preventiva. Piensa también en tu prójimo, algunas personas de tu alrededor podrían asustarse.

 

¿Te animas a gritar a los cuatro vientos?

 

 ABARROTERO.COM  

 @ABARROTEROCOM

big banner

Visita nuestro catálogo de productos. Todos los precios pueden variar sin previo aviso y son de carácter informativo. Descartar