• Hoy es: viernes, abril 20, 2018

Evita la procrastinación

procrastinación
Redacción Abarrotero.com
agosto15/ 2016

La procrastinación es un concepto que puede afectarnos a todos. En este artículo aprenderás algunas técnicas para evitarla, y avanzar en tus labores diarias sin tantas complicaciones.

Antes de comenzar, debemos de definir el concepto de procrastinación. La procrastinación es el hábito de posponer o retrasar alguna tarea o actividad, mediante la sustitución de otra actividad poco relevante o más “entretenida”. Este mal hábito se considera una epidemia hoy en día, ya que la tecnología y los pasatiempos se unen para distraernos y evitar que nos inspiremos con el fin de terminar las labores cotidianas. A continuación, te presentamos algunos consejos para evitar la procrastinación:

Fechas límite
Está comprobado que percibir las fechas límite de manera distinta para cumplir los deberes es un gran método para evitar la procrastinación. En vez de meses, cuenta el tiempo en días; en vez de días, en horas; en vez de horas, en minutos. Podrás comprobar que este método te motivará para inspirarte y ponerte a trabajar en esos pendientes, de una vez por todas.

Regla de los dos minutos
Es simple, si planeas o agendas cierta actividad que puede ser realizada en menos de dos minutos, hazla de una vez. De igual forma, este tiempo se puede extender hasta 5 o 10 minutos. Si dicha regla se vuelve un hábito en tu vida, no tendrás que posponer tantas tareas.

Fragmenta un gran proyecto
Si tienes un proyecto grande o una actividad que consumirá mucho tiempo, puedes comenzar dividiendo éste en pequeñas metas u objetivos, así podrás realizarlas poco a poco, avanzando de manera gradual y sin tener que aplicar un esfuerzo descomunal. Aunque es importante que puedas crear un plan de acción para este proyecto, así sabrás dónde comenzar y el rumbo que tienes que tomar, para que no te pierdas en el camino y regreses al círculo vicioso de la procrastinación.

Busca nuevas herramientas
Tus actividades diarias pueden enriquecerse gracias a la tecnología, busca aplicaciones que te ayuden a completar tus actividades con mayor eficiencia; desde un organizador personal hasta una agenda inteligente, deja por un momento el papel y la pluma.

Evita distracciones
Al trabajar, te verás “seducido” por tu celular, el acceso a Internet y otros dispositivos, e incluso por personas que te van a distraer. Trata de mantener lejos estas distracciones, ya que todas ellas son una vía de escape perfecta para procrastinar.

El estrés no es un buen aliado
Las personas estrelladas suelen ser menos productivas, así que, cuando te sientas presionado, en vez de tratar de terminar tus labores a manera de maratón, dedica unos minutos para relajarte, caminar, beber agua o distraerte un poco. Recuerda que estas actividades no deben rebasar los 10 minutos, de modo contrario, entrarás en una rutina de procrastinación, de la cual será muy complicado salir.