• Hoy es: lunes, noviembre 20, 2017

Empleados conflictivos y cómo tratarlos

empleados

Conocer el perfil y el carácter de tus empleados es determinante. Conoce la forma de tratarlos y evita conflictos para que tu negocio marche bien.

Adelantarse a futuros problemas es parte de un negocio, y en este aspecto siempre existirán factores que no se pueden controlar del todo, como lo es el carácter de los empleados. Aunque a la hora de contratar se haga un análisis de conciencia al elegir al mejor candidato para cierto puesto, siempre habrá personalidades que chocarán con la tuya, o incluso con las de otros empleados. A continuación, algunos tipos de empleados conflictivos con los que te puedes encontrar, y cómo tratarlos para evitar estos inconvenientes.

Los activos comunicativamente
Este tipo de empleados suelen atacar cuando menos lo esperas, son sarcásticos, hacen hincapié en el error ajeno, ridiculiza a los que saben menos y hace bromas pesadas. La manera de reaccionar ante ellos es demostrando que no te intimidan, hacer como si no lo hubieras escuchado y prepararse para las críticas. Recuerda que las críticas constructivas son bienvenidas, realiza preguntas cerradas y mantén la calma ante este tipo de empleados “francotiradores” o “sabelotodos”.

Los negativos y quejumbrosos
Estos empleados engloban la negatividad y suelen contaminar un negocio con sus comentarios poco positivos. El primero es tóxico por su negatividad, mientras que el segundo se queja por todo y pocas cosas le parecen buenas. El consejo es que los animes a participar en la toma de soluciones, sin darles la misma. Felicítalos cuando logren un objetivo en común, demostrando que pueden ocurrir cosas positivas con un simple cambio de actitud.

empleados

Los invisibles
Suelen pasar desapercibidos, son pasivos, no dicen nada e incluso en la víspera de decisiones importantes o errores que están por cometer, callan sin expresar su opinión. La mejor recomendación es hacerles preguntas para que expongan su punto de vista y se sientan escuchados. Cuando aporten algo valioso, reconócelos, esto los animará a participar más activamente.

Los que no se comprometen
A veces por miedo, por flojera, por evitar responsabilidades o porque sienten que no se les valora de forma adecuada; todo empleado que entre en esta categoría es un peligro para un negocio. Reconoce sus esfuerzos, realiza preguntas para mantenerlos activos y refuerza sus logros para que se sientan parte del negocio y suban su nivel de compromiso.

El “borrego”
Su frase favorita es “sí señor”, nunca tiene una opinión opuesta a la tuya para no discutir, a pesar de que opine diferente a ti. Aunque dice sí a todo, rara vez lo cumple. El mejor consejo con este tipo de empleado es establecer planes de acción por escrito, fija plazos y realiza un seguimiento intensivo hasta que el empleado piense por sí mismo y cumpla con lo que se espera de él.

Ahora ya lo sabes, estos son sólo algunos tipos de empleados con los que te enfrentarás en tu negocio, y siguiendo estos consejos es probable que te enfrentes a ellos de la mejor forma, para que tanto ellos como tu negocio mejoren y prosperen.

big banner

Visita nuestro catálogo de productos. Todos los precios pueden variar sin previo aviso y son de carácter informativo. Descartar