• Hoy es: lunes, noviembre 20, 2017

Cibercafés, crónica de una muerte anunciada

cibercafes

Hace unos años, los cibercafés fueron una revolución. Con las nuevas tecnologías, es un negocio que se ha vuelto poco rentable. Conoce más, a continuación.

¿Recuerdas aquellas épocas en las que el Internet en los hogares no era común denominador, y los Café Internet o cibercafés estaban de moda? Hoy en día, gracias al surgimiento de los teléfonos inteligentes y a la accesibilidad del servicio de Internet, pocos de estos negocios sobreviven con grandes dificultades.

La época dorada
A finales de los años 90’s y en la primera década de los 00’s, la moda consistía en acudir a un cibercafé y pasar horas y horas chateando con los amigos por webcam, buscando información, haciendo tareas o jugando en línea. Algunos cibercafés incluso se modernizaron e instalaron pantallas y consolas que también se rentaban por hora o fracción, dependiendo del caso.

Renovarse o morir
Lo que comenzó como un local compuesto de varias computadoras, se transformó en un establecimiento con máquinas fotocopiadoras, material de papelería, venta de pronósticos, comida, o cualquier otra cosa que los propietarios de los cibercafés han establecido para ayudarles a contrarrestar las pérdidas.

No es negocio
Las ganancias que puede dejar la renta de las computadoras y lo adicional que se venda en un cibercafé no alcanzan para solventar la renta de un local, el pago del Internet, además de servicios como luz o agua, añadiendo el mantenimiento periódico a las computadoras que lo requieran.

Los principales enemigos
La debacle de este tipo de negocios no es coincidencia, ya que muchos factores han influido para que la gente deje de acudir al “ciber”. Algunos de estos son la accesibilidad a Internet en los hogares, los créditos que se otorgan para obtener smartphones y laptops a precios baratos y las redes WiFi gratuitas en muchos puntos de la ciudad, restaurantes, plazas y cafés.

El futuro
Si este tipo de establecimientos quiere seguir viviendo, deberán ofrecer alternativas para que la gente no deje de acudir. Además de fotocopias, artículos de papelería o comida, una buena estrategia (además de la renta de las computadoras) sería ofrecer redes WiFi por una módica cantidad, así como un espacio para que la gente pueda permanecer mientras se conectan en sus computadoras personales o smartphones.

big banner

Visita nuestro catálogo de productos. Todos los precios pueden variar sin previo aviso y son de carácter informativo. Descartar