• Hoy es: jueves, abril 26, 2018

Consejos para el ahorro familiar

consejos para el ahorro familiar
Las finanzas personales y el ahorro son temas significativos que a todos nos deben de interesar, pero como empresario, también es determinante involucrar al resto de la familia en la cultura del ahorro familiar. A continuación, te presentamos algunos consejos para que en tu casa le entren con su granito de arena.
  • Establece un presupuesto familiar y traza un objetivo

Una buena idea es ahorrar un 10% del ingreso total y destinarlo a un fondo común. Puede ser una cuenta de ahorro, o si un 10% del ingreso es demasiado, simplemente establece un hábito para separar cierta cantidad establecida cada mes, que sea intocable.

  • Controla tus gastos

Ya sea en una aplicación para smartphone, en una hoja de cálculo, o hasta en un cuaderno, es importante llevar un registro controlado y desglosado de los gastos familiares, tanto mensuales como esporádicos (cumpleaños, aniversarios, celebraciones).

  • No abusar de los créditos

Sabemos que las tarjetas de crédito son un gancho atractivo para comprar y pagar después, pero si cuentas con una o más, no abuses de ellas y controla tus gastos, que al final de cada mes no te suba el agua hasta el cuello. ¿Realmente es beneficioso contar con un crédito?

  • Destina un presupuesto fijo a los gastos de alimentación

Los alimentos son la necesidad básica, por lo que esto debe de ser siempre la prioridad de la familia. En tiempos de escasez, compra alimentos de temporada y enseña a la familia a dosificar raciones para no desperdiciar comida. Una buena idea es cocinar en grandes cantidades y congelar la comida, así durará más en el congelador y sólo descongelarán lo que se van a comer en el día.

  • Compra ropa y calzado con inteligencia

Otra necesidad básica es la vestimenta. Enseña a la familia a esperar a la temporada de rebajas y evita comprar en épocas donde las ofertas suelen ser engañosas (nuevas colecciones, Navidad). La alternativa puede ser buscar outlets o mercados, donde existe ropa de marca a precios más económicos.

  • Utiliza el transporte público

A pesar de que el transporte personal es una comodidad, en ocasiones usar transporte público es una buena alternativa. Al utilizar camiones, bicicleta, metro, metrobús y otros medios de transporte público evitas el tráfico, ahorras en gasolina y contribuyes a que baje la contaminación. Y tú, ¿eres un ciudadano consciente?

  • Aprovecha la cartelera cultural

El ocio y entretenimiento son una parte importante para la recreación familiar. Existen opciones económicas o incluso gratuitas como museos, centros culturales, eventos de entrada libre, ferias y exposiciones, donde puedes acudir con toda tu familia sin gastar en exceso. ¡Revisa la cartelera cultural!

  • No descuides la salud de tus seres queridos

Es vital destinar una parte del presupuesto del ahorro para gastos médicos generales e imprevistos, seguro médico (en caso de contar con uno) y chequeos regulares. Recuerda que con la salud no se debe de jugar, y es algo que se tiene que anteponer.

  • Compra necesidades reales

El 40% de los gastos nunca son necesidades reales. Antes de adquirir una nueva pantalla, la consola de moda o un lujo, haz un análisis a fondo y pregúntate ¿Es algo realmente necesario? Una lista de pros y contras siempre ayuda.

  • Disminuye gastos

Hacer que la familia tome conciencia en el uso de los servicios básicos es fundamental. Reducir el consumo de luz desconectando los aparatos que no se utilizan, y aprovechar la luz natural, son grandes formas de ahorrar. Cuida el agua y no la desperdicies, además modera el consumo del gas.

  • Educa a los más pequeños

Aunque no es lo mismo educar a un niño de cinco años que a uno de diez, siempre es importante generar la cultura del ahorro en los niños. Que aprendan a valorar el dinero, explicarles de dónde proviene, cómo se gana un sueldo y el trabajo que requiere. Crea hábitos útiles, mediante juegos o la elaboración de un presupuesto mensual incluyendo un incentivo semanal.

Es primordial que los niños aprendan que el dinero es limitado y deben de aprender a invertirlo y aprovecharlo, conociendo las ventajas de ahorrar. Puedes motivarlos a tener un objetivo (como comprar el juguete de moda), pero ahí es donde deberán de aprender la lección: al elegir algo, automáticamente tienen que descartar otra cosa.

Estos son algunos consejos que esperamos te sirvan para manejar mejor las finanzas en el hogar. Recuerda que, a pesar de todo lo anterior, lo mejor siempre será dar el ejemplo a los dependientes de la casa.